Buscar en este blog

martes, 16 de octubre de 2012

Con permiso.... un libro....

Escribir un libro es una gran responsabilidad, y mucho más este que va dirigido a profesionales que arriesgan su vida en pro del bien común.

Atreverse a escribir, o al menos pretender hacerlo, sobre temas tan controvertidos como el uso de la violencia y las armas, es cuando menos arriesgado y una gran responsabilidad.

Responsabilidad que, lo reconozco, muchas veces supera mis capacidades, conocimientos y habilidades.




Siempre creí, y así lo sigo creyendo, que enseñar a hacer un uso honorable de la violencia implica el seguimiento de alguna forma de código deontológico al estilo de los antiguos maestros de armas, con una moralidad y una ética inmanente a la responsabilidad de la enseñanza, teniendo siempre muy presente los fines y consecuencias de un honrado desempeño. Un código que no implica ser superior a nadie pero si el de buscar siempre ser cada día mejor persona.

Muchos buenos amigos y compañeros se sentirán quizás un poco decepcionados con este libro, esperan mucho de mí, y, sinceramente, no creo haberlo hecho todo lo bien que ellos merecen.

Y aquí voy, espero no decepcionarles mucho, de verdad, y que este primer libro me permita adquirir las habilidades necesarias para hacerlo mejor la próxima vez… si ustedes quieren todavía.

Gracias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario