Lista de errores lógicos que debemos evitar en la medida de lo posible.


Uso Indebido de Términos Emocionales.
Emplear palabras que tienen la intención de ofuscar emocionalmente el tema tratado, no contribuyendo a una clara reflexión.

Jactancia Cronológica o Argumentum ab Annis (Argumento por la Edad).
Refutar algo simplemente asignándole una fecha, generalmente presentándolo como muy antiguo.

Alegación Tendenciosa.
Dramatiza el material que favorece la posición propia, ignorando y/o infravalorando el material en contra de dicha posición.

Argumentum ad Ignorantiam.
Razonar en el sentido que si una posición no puede ser demostrada, la otra gana por defecto, siendo posible que podría haber más de dos probables explicaciones, sin haber ninguna evidencia independiente disponible.

Error Genético.
Pretender que algo es “sencillamente” o “nada más que” su origen, o cuando alguien rebaja algo debido a su origen humilde o poco propicio.

Error Reductivo.
Reducir algo complejo a algo muy sencillo, afirmando que “esto no es más que ...”, concentrándose en un aspecto limitado del fenómeno general.

Uso Indebido de la Autoridad (Argumentum ad Verecundiam).
Utilizar a un experto para demostrar algo no relacionado con el campo de competencia del experto, o se cita a un experto en un tema como dando por supuesto que la opinión del experto es infalible.

Argumentum ad Populum.
Decir a los oyentes lo que éstos quieren oír, jugando con los sentimientos populares.

Uso Indebido de la Analogía.
Cuando se da por supuesto --sin transición ni explicación de ningún género-- que las mismas leyes que pertenecen a una situación son igualmente válidas para ser aplicadas a cualquier situación similar.
Como cuando se confunde la naturaleza descriptiva de las leyes científicas (leyes naturales) con la naturaleza prescriptiva de las leyes sociales (que rigen la conducta de la sociedad).

Argumentum ad Baculum.
Este error lógico se comete cuando se emplea la fuerza o la intimidación en lugar de la razón y la argumentación.

Post Hoc Ergo Propter Hoc.
Razonar que algo es la causa de otra cosa sencillamente porque es anterior en el tiempo.

Afirmación del Consiguiente.
Afirmar una causa para una condición conocida, cuando puede ser que haya una gran cantidad de causas diferentes.
Cuando los científicos intentan confirmar una teoría han de afirmar el consiguiente pero generalmente siguen investigando buscando una causa o causas; siguen experimentando buscando la única causa posible.

Petición de Principio.
Utilizar un argumento que presupone como ya demostrado aquello que se debe demostrar.
Suelen emplearse otros términos. Ejemplo: “Esta institución está anticuada porque es un anacronismo”.

Argumento Circular.
Error similar al anterior, se diferencia en que incluye una variedad de elementos, con un mínimo de dos. A es demostración de B, y por tanto B es demostración de A.

Argumentum ad Hominem o del Envenenamiento de las Fuentes.
Desacreditar una fuente de evidencias incluso antes de considerar la evidencia en si misma.


Basado en el trabajo “Falacias” de John N. Moore, Ph. D. Departamento de Ciencias Naturales Universidad Estatal de Michigan



Cuídense.