Buscar en este blog

sábado, 13 de abril de 2013

Cuestiones sobre "Cazadores de Mitos"

Hace ya mucho mucho tiempo mi buen amigo corocota2 me mando esto.

corocota2 escribió:
Ok, recibido y se procede.

Con este tiempo de convalecencia he podido ver ( sobre todo ver ) documentales del Discovery Channel, el otro día ponían un programa que traducido se llama "Cazadores de Mitos", va de unos tíos en USA, que se decidan a intentar probar "leyendas urbanas" o aquellas cosas que te cuentan y que te preguntas si es posible. Igual lo conoces.
El caso es que intentaron desmitificar dos hechos:

1º:- Un Poli del NYPD, que en un enfrentamiento armado con un malo había tenido una interrupción en su revólver ( sale la foto del expediente del poli con el tambor y el cartucho más la bala del malo ) debido a que al parecer el delincuente le disparó y el proyectil de este se introdujo por una de las recámaras del revolver desplazando el cartucho hacia atrás y fundiendo ambos proyectiles en uno solo.
- Estos tíos son capaces de colocar en el laboratorio las armas alineadas ( arma del malo alineada con recámara de revólver ) efectuar un disparo que el proyectil se introduzca dentro de dicha recámara, la distancia? pues aproximadamente unos 3 m.

2º:- En la guerra de Vietnam, un sniper de los marines llamado Carlos Hathcock, tiene certificada una baja (muestran el expediente del marine, no se si será verdadero nunca he visto uno en principio me lo creo ) causada al abatir a un sniper vietnamita cuando le impactó en el visor de su rifle y la bala circuló por dentro del visor hasta impactarle en el ojo y causarle la muerte. Esto lo he visto en "Enemigo a las puertas" y en "En el Calor de la Jungla. Sniper. Beckett".
- Esta gente se va a un campo de tiro a 100 m., con un Remington 700 como el de Don Vito, pero un visor prácticamente igual de largo que el cañón y tras ( según ellos ) cuatro horas tomando contacto en el arma ya que al parecer nunca antes habían disparado consiguen en un blanco circular de 5 cm impactar 2 veces con orificios pegados y un tercero ligeramente desviado a la dcha. en el borde del círculo pero fuera de este, buenos disparos, creo. El hecho es que colocan un busto confeccionado con gelatina balística a 100 m., le acoplan un rifle y disponen de cuatro visores para efectuar la prueba.
En el primer intento impacta en la lente, pero el proyectil es desviado y queda alojado en el interior del tubo del visor justo en su zona superior.
En el segundo intento ocurre lo mismo.
Como ambos son tiradores noveles, optan por que el tercer disparo a esa distancia lo efectúe un sniper de la policía del lugar en el que se encuentran con el arma antes citada, el resultado es el mismo.
En ningún caso consiguen pasar mas de la mitad del visor, lógicamente la marca del visor queda impresa en el ojo del busto, pero nunca el proyectil le impacta.
En el cuarto intento colocan el fusil de sniper a un metro del visor, el resultado, el mismo, el proyectil es desviado por las lentes, no llegan a la salir por la última, marcando el ojo del busto y en este último supuesto saliendo disparada la mira junto con las monturas varios metros (las monturas eran prácticamente testimoniales )

3º.- Al parecer en la Guerra Civil Americana, cuenta la leyenda que dos soldados de distintos bandos se dispararon mutuamente con fusiles de avancarga, impactando los proyectiles en el aire, fundiéndose y cayendo al suelo, salvado así la vida ambos soldados.
Tras varios intentos enfrentando ambas armas en el laboratorio, empleando pólvora lo más similar posible a la de la época y utilizando temporizadores electrónicos para accionar los disparadores así suplir el retraso en la ignición o la diferencia entre las llaves de cada arma, sin incapaces de que el disparo se produzca en el mismo momento y que los proyectiles salgan por la boca de fuego a la vez ( aún siendo las mismas armas ), así pues desisten y colocan mediante un dispositivo uno de los proyectiles estático en el aire, centran la boca de fuego de uno de los fusiles y a una distancia de un metro, disparan. Entonces si se funden ambos proyectiles en uno solo.

El primer "mito" lo dan por probado.
El segundo "mito" dicen que es posible pero de difícil factura, ya que si bien es cierto que la lente tiene un diámetro este se reduce en el interior del tubo por lo que cualquier variación en la trayectoria del proyectil hace muy difícil, demostrarlo.
El tercer "mito" dicen que puede ser, pero que influye mucho la suerte.

Bueno, me ha resultado curioso y por eso te lo cuento no sé que opinaras, pero sin duda será algo interesante.
Un abrazo.



Bueno compañero, ante todo disculpa mi tardanza en contestarte, tu ya sabes como voy últimamente Confused , además quería localizar el documental en particular que me comentas en tu MP del foro antiguo, no opino sin conocer, y en este caso sin ver las pruebas.

Coincido con las conclusiones de los “cazadores de mitos”, pero también tengo que decir que no se mojan mucho en ellas los colegas.

Respecto primer “mito” existen otros 11 sucesos probados a lo largo de la historia de casos similares, por no decir iguales. Comentaré tres de los más llamativos.

Caso 1: Año 1849, Academia Militar de Viena, duelo entre caballeros oficiales, ofendidos en su honor por estupideces de faldas imagino. En el mismo se utilizan las clásicas pistolas de duelo monotiro. Uno de los oficiales dispara unos instantes antes que su contrincante impactando en el “perrillo-martillo” inutilizando la pistola al arrancarlo. El caso fue notorio pues ambos quisieron repetir el duelo, cosa a lo que rehusaron los “padrinos”, el caso llego hasta el “tribunal de honor” de la academia, por lo que se investigo lo ocurrido, documentándose en profundidad. No se comenta si repitieron el duelo ya que ese mismo año se prohibieron por orden imperial.

Caso 2: Año 1874, una intervención de Rangers de Texas contra las bandas armadas de mexicanos que asolaban la frontera. A uno de los rangers le revienta el revólver en sus manos mientras respondía al fuego cubriéndose tras la esquina de un edificio, por lo que lo que asomaba era el arma y un poco la cara. Lo que se descubrió en la investigación del caso fue un cúmulo tal de casualidades que son dignas de detallar.
Importante para dar seriedad a los datos es saber que la investigación tuvo lugar por la discusión existente entre los defensores de los revólveres colt y los de otros fabricantes, que quisieron demostrar un fallo de diseño en los colt.
En la investigación se reveló que lo que había ocurrido fue lo que sigue:
Un disparo de un rifle calibre superior al .45, de plomo, impacto tras rebotar en la pared del edificio en dos de las recámaras del revólver del ranger, de calibre .41. Al ser un proyectil rebotado su deformación era mayor de lo habitual, con lo que la superficie de impacto también era mayor. El ranger reconoció que solía sobre-cargar sus disparos así como además que sus proyectiles tenían algo menos de masa de lo recomendado. Debemos recordar que aquellos revólveres de pólvora negra se cargaban recámara a recámara, y los proyectiles eran fundidos uno a uno por el usuario, no habiéndose extendido todavía la munición con vaina.
La suma del impacto de un proyectil de plomo rebotado con una gran superficie sobre dos recámaras del revólver, sobre-cargadas de pólvora y con proyectiles más ligeros de lo recomendado, provocó la detonación de estas dos cargas.
El diseño de Colt salió declarado inocente..

Caso 3. Año 1918. Frontera franco-belga. Un revólver Webley del calibre .455 en manos de un oficial británico recibe el impacto de un proyectil de 7.92 mm. alemán. Lo curioso del caso es que este proyectil recorre arañando el lateral exterior derecho del cañón del revólver hasta impactar en el tambor. El revólver quedó inutilizado y el oficial indemne salvo un esguince de muñeca. Este caso puede verse junto al revolver en el Imperial War Museum de Londres, lo catalogan como ejemplo de la calidad y resistencia de los diseños británicos. Cool

Y para finalizar, creo recordar que hace un par de semanas el CSI de la Vegas investigó un caso idéntico. Very Happy



Pasemos al segundo mito.

Primero un detalle, el “Gunny” Carlos Hathcock II “Pluma Blanca”, no es simplemente “un sniper de los Marines”, es “El Sniper de los Marines”. Viniendo este relato de alguien como él, modesto y capaz como pocos, puedes asegurar que es cierto.
Si bien todas las pruebas que han hecho son ciertas y sin trampa, me gustaría comentar tres pequeños detalles que creo que ayudarán un poco en este caso.

Punto 1- No me creo que consiguieran esa agrupación ni esa precisión en el visor sin instrucción previa de tiro. Más bien creo que sí saben de tiro, y han querido dramatizar o hacer más interesante el documental. Tu has hecho ese tipo de tiro, juzga. Eso no desacredita sus pruebas ni mucho menos.
Punto 2- Los visores que utilizan de blanco son del tipo estándar al comienzo de la guerra de Vietnam por el US Army y los Marines. Básicamente visores de caza y algunos militares de la guerra de Corea y/o IIGM. En muy poco tiempo se mejoraron. Su estructura era normalmente de aluminio, aleación ligera o como mucho chapa estampada ligera.
Pero el ejército vietnamita empleaba material de origen soviético y chino. El visor de dotación del tirador vietnamita era el 3.5x PU o el 4x PU, no llegaba a los 20 cm de longitud y carcasa de chapa estampada gruesa.
Bien como puedes ver la longitud ya no coincide con el del blanco de demostración, pero además los visores que ellos “revientan” son de aluminio o aleación especial ni con mucho tan resistentes y “canalizadores de balas” como los rusos.
Punto 3- Otro pequeño detalle, no comentan el tipo de munición, el “Gunny” solía y sabía emplear municiones no estándar con velocidades mayores para atravesar sin desvíos la maleza que habitualmente cubría a sus blancos. Ese detalle es importante, tu ya pudiste observar la diferencia de comportamiento de los cartuchos en el curso.

De todas formas no se arriesgan en su veredicto “es posible pero de difícil factura, ya que si bien es cierto que la lente tiene un diámetro este se reduce en el interior del tubo por lo que cualquier variación en la trayectoria del proyectil hace muy difícil demostrarlo”, es casi tanto como no decir nada, ¿no crees?

Respecto al tercer mito, poco puedo decir. Casos de aeronaves derribadas por morteros, de flechas, balas de cañón, proyectiles de catapulta, balas y demás proyectiles empleados para agredir a lo largo de la historia, que colisionan en sus trayectorias opuestas u oblicuas los hay casi en cada contienda. Biblias, petacas de licor, medallas, etc que detienen balas. ¿Demostrable? No lo se.

Lo que si se, y por propia experiencia, es que la suerte o la casualidad, según quien lo diga, es algo que está ahí. Por muy bien que se planeen y estudien las acciones siempre habrá un margen de imponderables que todo el mundo con experiencia sabe que existe. Por eso uno de los colectivos mas supersticioso que existe en este planeta es el del profesional armado, “el equipo siempre así”, o “esto siempre aquí”, o “esto que lleve aquella vez”, “debo hacer esto antes de ...”,”mi amuleto”, etc.

Lo siento, sin ser o considerarme supersticioso, si creo en la suerte, aunque soy de los que opina que si hago todo bien no tiene esa caprichosa dama que cabrearse conmigo.

Cuídate hermano espero verte en breve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario