Buscar en este blog

sábado, 13 de abril de 2013

La escopeta, un arma antigua con un gran futuro

 

Actualmente, la escopeta, es el arma polivalente por excelencia.

Dispone de municiones de todo tipo y para todo tipo de misiones:

- Letales: perdigones, postas, balas y flechas. De materiales, diámetros, configuraciones y potencias a gusto del consumidor. Con la posibilidad añadida de poder ser utilizados de forma multipropósito, ejemplo, una munición magnum de 12 postas puede ser utilizada tanto contra un blanco hostil como contra una cerradura.

- Menos Letales: Desde municiones estornudógenas de saquetes de pimienta o similar, hasta proyectiles de goma (bola, postas, anillos, etc), pasando por proyectiles-ampolla de productos incapacitantes.

- Sistema Lanzador: Con un pequeño (y sobre todo barato) acople permite convertirla en un arma antidisturbios o para control de masas (pelotas de gom, lacrimógenos, humo, etc).

- Municiones Específicas: De polvo de grafito revienta cerraduras, de postas encadenadas, bala rompedora de bloques de motor, flecha antiblindaje ligero, etc.

Como pueden ver la elección de municiones y capacidades es "a la carta".

Aparte de ello, la precisión conseguida actualmente con algunas municiones y escopetas, en radios de 150 m. se acerca cada vez más los 8-9 cm´s. Sin ser un francotirador se puede afinar.

A nivel táctico podemos abrir una puerta con un cartucho de postas encadenadas (p.ej.), entrar directamente y abatir un blanco con munición no letal de anillos de goma. Mientras fuera nuestros compañeros inutilizan el bloque de motor de un colega del sospechoso con un cartucho-bala tipo brenneke... etc., etc...

Otra cuestión es el poder de parada de este tipo de armas, incluso con chaleco, sin que las postas logren penetrarlo, es imposible resistir de pie un disparo de escopeta. Mientras que se han dado muchos casos de personal alcanzado por 9 mm e incluso 5.56 mm que no han dado muestras de apreciarlo, adrenalina, drogas, etc. Con la escopeta no ocurre.

A nivel policial, con la actual cuestión de lo "politicamente correcto", un fusil o subfusil, siempre parece (solo lo parece en mi humilde opinión) más agresivo que una escopeta.

Personalmente prefiero, y he comprobado que a nivel táctico es más seguro y fiable el sistema de corredera, con alimentación tubular interna. El cargador de petaca es mas rápido de cambiar, pero el cargador tubular es más flexible al permitir cambiar el tipo de munición sobre la marcha. Eso si, tambien es un sistema que requiere entrenar y trabajar mucho para dominarlo a la perfección.

Poco puedo añadir a lo expuesto, la culata fija es muchísimo más fiable y segura que la plegable, evidentemente alarga la longitud total pero pienso que con un buen trabajo de entrenamiento previo se puede solventar sin problemas. Y ciertamente olvidarse de las pistol grip sin culata, le darán a todo menos al malo, y además les dolerán las muñecas.

Respecto a la longitud de cañón, mi recomendación es hacia las de tipo policial/militar, de 14" o 16". Mantienen una buena precisión, y una gran capacidad de carga.

El tipo de tiro con una escopeta permite que sea eficaz con sus miras abiertas. Cualquier sistema debe buscar facilitar la adquisición y encare del blanco, así como el intentar conseguir precisión. Hoy en día las armas policiales-militares poseen una gran capacidad de absorver elementos de puntería específicos para ellas con pocas o ninguna modificación, normalmente son los fabricantes los que ofrecen los kits y accesorios. Visores de puntería, linternas de luz blanca o IR, iluminadores laser, etc. están disponibles con capacidad de absorver el retroceso del arma sin descentrarse ni dañarse.

La escopeta es un arma muy antigua que tiene un enorme futuro y grandes posibilidades, quizás aun por definir.

Por cierto yo utilizo una Mossberg Marine con visor Eotech 552, es mi "ganzua modelo universal".

Cuidense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario