Buscar en este blog

sábado, 13 de abril de 2013

Normas tácticas.

NORMAS TÁCTICAS.

Evitar buscar solo.

- No se puede mirar en dos direcciones a la vez.

- Si es posible, nos colocaremos en una posición de abrigo y dejaremos que el adversario venga.

- Emboscar al/los adversario/s.

Utilizar los cinco sentidos para buscar indicadores del adversario.

- Utilizar todos los sentidos, aunque la vista y el oído son los más importantes.
- Los indicadores del blanco incluyen: brillo, movimiento, sonido, olor, forma, contraste, señales humanas y señales tácticas.
- Los indicadores del blanco pueden ser obvios como sonidos, reflejos, sombras, objetos que sobresalen.
- Los indicadores del blanco también pueden ser imperceptibles.
- Usar la memoria para estar alerta de si algo ha cambiado desde la última vez que lo vimos (por ej. una puerta que estaba cerrada y ahora está abierta).
- El sentido del olfato puede detectar olores fuera de lugar como tabaco, colonia, olores corporales, olores primarios (por ej. sexo, excrementos, gases), disolvente de armas.
- Las señales humanas pueden incluir huellas de pies, cigarrillos encendidos, huellas de palmas, la comida está cocinándose.
- Las señales tácticas pueden incluir ventanas abiertas en un día frío, muebles amontonados contra una puerta, bombas trampa.
- Incluso el calor corporal puede ser detectado por un ser humano atento.

Evite mostrar indicadores de blanco.

- “El sigilo es la clave”.
- El combate implica 50% de ir de cacería y 50% de ser cazado.
- Movimientos lentos, cuidadosos y metódicos.
- Negociar cada problema táctico individualmente.
- Detenerse, mirar y escuchar frecuentemente desde atrás de un abrigo o al menos una cubierta que nos oculte.
- Detenerse durante 60 segundos más o menos después de haber hecho un ruido no deliberado.

No asuma que algo está seguro hasta que lo haya verificado uno mismo.

- No racionalizar porqué algo está fuera de lugar como si fuera conveniente para nosotros.
- No ser perezoso o descuidado con los detalles.
- Recordar: “o está seguro o está muerto”.

Maximizar la distancia de las amenazas potenciales y minimizar la exposición a ellas.

- Mantenerse alejado de las esquinas desde las que no se puede ver más lejos.
- Cuidado al introducir la boca de un arma en un espacio que no ha sido asegurado.

Moverse tácticamente.

- Mantener el equilibrio mientras nos movemos.
- Mantener el arma lista para poder disparar inmediatamente sobre cualquier amenaza si fuera necesario.
- Emplear el “principio de los tres ojos”… hacia donde vayan los ojos va la boca de su arma, y viceversa.
- El arma debe estar en actitud de cacería, sin que el arma bloquee el campo de visión.
- Moverse a paso ligero a través de las áreas abiertas, sin correr, a menos que le estén disparando y aun así no siempre se debe correr.
- Evitar detenerse en lugares abiertos.
- Evitar cruzar los pies mientras nos acercamos a una zona de peligro.

A la hora de disparar, atención a lo básico.

- Los “tres secretos”:


*** Empuñamiento
*** Imagen en la mira
*** Control del disparador


- Debemos ser capaces de meter varios disparos seguidos en el blanco en el menor tiempo posible, antes de que él sea capaz de hacer lo mismo con nosotros.
- No puede fallar lo suficientemente rápido como para establecer una diferencia o ganar un tiroteo
- Si no se puede dar en el blanco cuando es necesario, todas las tácticas del mundo serán inútiles.

Cuidense

No hay comentarios:

Publicar un comentario